Entradas

Mostrando entradas de octubre 20, 2014

Entrada al paisaje. Rubén VEDOVALDI

Imagen
Llueve. Afuera es noche y llueve tanto. Silvia bebe té de manzanilla con miel y da leche tibia a sus gatitos, enciende el hogar y nos abre la puerta a su interioridad en tensión poética. Su vida, como su obra, es un paisaje sin terminar, sed de luz en marco de oscuridad, sed de belleza y reconciliación, sed de paz hecha de verdad y justicia. Paisaje donde recordar, como dice Eduardo Galeano, es volver a pasar por el corazón. Versos que abrevan en el mester de juglaría de sus ancestros españoles, pasando por el son cubano y aquellos poemas de Lorca y Rubén Darío en boca de su abuelo, o su abuela, guitarra en mano, cantando nanas, boleros y danzones. Gesto de vida en cantar de gesta, lirismo y memoria, filosofía, tedio y esperanza; budismo-nudismo y amor-clamor. “Estoy harta- dice- del poeta como ente aparatoso que viene de las estrellas y duerme en colchón amplio, harta de pececitos de colores y la caravana de Ambrosio.” Yin-yang entre el mañana y el ayer, contra

Entrada al paisaje. Rubén VEDOVALDI

Imagen
Llueve. Afuera es noche y llueve tanto. Silvia bebe té de manzanilla con miel y da leche tibia a sus gatitos, enciende el hogar y nos abre la puerta a su interioridad en tensión poética. Su vida, como su obra, es un paisaje sin terminar, sed de luz en marco de oscuridad, sed de belleza y reconciliación, sed de paz hecha de verdad y justicia. Paisaje donde recordar, como dice Eduardo Galeano, es volver a pasar por el corazón. Versos que abrevan en el mester de juglaría de sus ancestros españoles, pasando por el son cubano y aquellos poemas de Lorca y Rubén Darío en boca de su abuelo, o su abuela, guitarra en mano, cantando nanas, boleros y danzones. Gesto de vida en cantar de gesta, lirismo y memoria, filosofía, tedio y esperanza; budismo-nudismo y amor-clamor. “Estoy harta- dice- del poeta como ente aparatoso que viene de las estrellas y duerme en colchón amplio, harta de pececitos de colores y la caravana de Ambrosio.” Yin-yang entre el mañana y el ayer, contra

Entrada al paisaje. Rubén VEDOVALDI

Imagen
Llueve. Afuera es noche y llueve tanto. Silvia bebe té de manzanilla con miel y da leche tibia a sus gatitos, enciende el hogar y nos abre la puerta a su interioridad en tensión poética. Su vida, como su obra, es un paisaje sin terminar, sed de luz en marco de oscuridad, sed de belleza y reconciliación, sed de paz hecha de verdad y justicia. Paisaje donde recordar, como dice Eduardo Galeano, es volver a pasar por el corazón. Versos que abrevan en el mester de juglaría de sus ancestros españoles, pasando por el son cubano y aquellos poemas de Lorca y Rubén Darío en boca de su abuelo, o su abuela, guitarra en mano, cantando nanas, boleros y danzones. Gesto de vida en cantar de gesta, lirismo y memoria, filosofía, tedio y esperanza; budismo-nudismo y amor-clamor. “Estoy harta- dice- del poeta como ente aparatoso que viene de las estrellas y duerme en colchón amplio, harta de pececitos de colores y la caravana de Ambrosio.” Yin-yang entre el mañana y el ayer, contra

Miguel Álvarez Morales. La gula

Imagen
"La alacena de Miguel"  es una página web dedicada a la poesía, artículos de opinión, afinidades como el ajedrez, .., un autodidacta que dice de sí mismo:  Pues soy cabezón, arrogante, prepotente, una persona normal que gusta de leer, escribir, el ajedrez, el cine, el vino, los amigos.. . Gula El tiempo; nublo y álgido. La casa. Un salón diáfano. Un sofá negro. Una manta. Las horas pasan. Una tele plana. Una peli. Una idea. Otra idea. El aburrimiento. Me levanto. La cocina. Hay comida. Sólo un poco, pienso. Pan. Chorrizo. Jamón y queso (yuxtapuesto). Vino. Vuelvo. Nuevamente el sofá negro. Anuncios. Aburrimiento. Recuerdo y pienso. La despensa. Me paro frente la puerta. Chocolate. Licor. Vuelvo al sofa. Ya no veo la tele (sólo la mesa) Pan. Chorizo. Jamón y queso. Vino. Chocolate y licor. Sólo un poco (pensé). El anuncio ya termina. Veo la tele. ¿Y la mesa? ¿Qué mesa? Nada había, nada queda. La Alacena de Miguel la alacena de miguel .blogspot.com/ 20/10/2014 - Miguel Alvare