El Puerto del Ajedrecista. Carlos Salgado.

PAISAJES DE BEIRES





De: El Puerto del Ajedrecista

Fecha: viernes 14 de noviembre de 1997 12:19
Asunto: Emparejamiento 1ra ronda
Estimados amigos:
Aquí les enviamos el emparejamiento de la 1ra.ronda. Contactad lo antes posible con vuestro adversario para disputar la partida, preferiblemente, el sábado o el domingo. Cualquier inconveniente no dejéis de comunicarlo.
Un saludo
14/11/97

I Aniversario de "El Puerto" Internet, 10/11/97 a 31/12/97

Ronda 1


TABLEROS     /MESAS            JUGADORES


    1. 34 ARJONA, Gonzalo  -      1 GLAVINA, Pablo
    1. 2 ESCOBAR, Daniel -      35 BAEZ, Josep
    1.  36 BIELSA, ELÍAS -      3 ACEVEDO, ARMANDO
    1. 4 RODI, LUIS -            37 BRAVO, CHRISTIAN
    1. 38 CHAVEZ, EDUDARDO -      5 CABRERA, DANIEL
    1. 6 MOLINA, JORGE -       39 CUETO, JAVIER
    1. 40 DIAZ SEVILLA, EUGENIO - 7 PIZARRO, PABLO
    1. 8 TAYEB, BOUGUERRA - 41 ESPINOSA, IGNACIO
    1. 42 ESTREMERA, MIGUEL - 9 REIG PINOL, ARMANDO
    1. 10 MUTTONI, GUILLERMO - 43 FONTCLARA BAEZ, LUIS
    1. 44 GOMEZ SALAZAR, DAVID- 11 LAPLAZA, JORGE
    1. 12 CASTRO, CESAR - 45 GONGORA, MARCELO
    1. 46 GONZALEZ, ERNESTO- 13 ECHEVARRIA, JOHANN
    1. 14 WALSH, HECTOR- 47 INCA, GEOVANNY
    1. 48 JACOMET, SALVI- 15 BLASCO, LUIS
    1. 16 CABELLO, ENRIQUE - 49 JUDEZ GUTIERREZ, CESAR
    1. 50 MARTINEZ CONTRERAS, F. - 17 PEREZ MARCO, RICARDO
    1. 18 DAVIDOFF, RICARDO - 51 MONTALVO, GERARDO
    1. 52 MOSHEIN, FERNANDO- 19 VARAS, JORGE
    2. 20 PAZ, JORGE - 53 PALACIOS, DIEGO
    3. 54 PEREZ, DANIEL - 21 ALVAREZ, MAXIMILIAN
    4. 22 CEREZUELA, M. Isabel - 55 PORRAS CUETO, F. Javier
    5. 56 RAMIREZ HERNANDEZ -          23 ALONSO GAVIRIA, JORGE            
    6.  24 GARCÍA RAMOS, SANTIAGO                57  RODRIGUEZ GARCÍA, JORGE
    7. 58 SANCHEZ MARTÍNEZ, JORGE        25 AYZA, TONI
    8.  26 ALOR, MIGUEL        59  SANJUAN LAHOZ, OSCAR
    9. 60 SANTISTEVAN, OVIDIO       27 CARRILLO, JOSE. A.
    10. 28 AYZA, DAVID           61 SUAREZ RODRIGUEZ, JUAN
    11. 62 URBIETA, BAZAN                 29 SAN MIGUEL, MARCELINO
    12. 30 MOCTEZUMA, DANIEL            63 VELASQUEZ, ANTONIO
    13. 64 VENTE, ANDRES         31 SALINAS, SANTIAGO
    14. 32 SANCHEZ RUIZ, F. JAVIER                   65 VIRAMONTES, ARMANDO
    15. 66 ZAMBRANO, PEDRO            33 AGUIRRE, ALFONSO

CARLOS SALGADO. EL PUERTO DEL AJEDRECISTA

PEÑA IBÉRICA POSTAL DE AJEDREZ





De: El Puerto del Ajedrecista


Fecha: viernes 14 de noviembre de 1997 12:19
Asunto: Emparejamiento, Primera ronda

Estimados amigos:
Aquí les enviamos el emparejamiento de la 1ra.ronda. Contactad lo antes posible con vuestro adversario para disputar la partida, preferiblemente, el sábado o el domingo. Cualquier inconveniente no dejéis de comunicarlo. Un saludo

14/11/97

I Aniversario de "El Puerto" Internet, 10/11/97 a 31/12/97
Ronda 1


TABLEROS /MESAS JUGADORES


34 ARJONA, Gonzalo - 1 GLAVINA, Pablo
2 ESCOBAR, Daniel - 35 BAEZ, Josep
36 BIELSA, ELÍAS - 3 ACEVEDO, ARMANDO
4 RODI, LUIS - 37 BRAVO, CHRISTIAN
38 CHAVEZ, EDUDARDO - 5 CABRERA, DANIEL
6 MOLINA, JORGE - 39 CUETO, JAVIER
40 DIAZ SEVILLA, EUGENIO - 7 PIZARRO, PABLO
8 TAYEB, BOUGUERRA - 41 ESPINOSA, IGNACIO
42 ESTREMERA, MIGUEL - 9 REIG PINOL, ARMANDO
10 MUTTONI, GUILLERMO - 43 FONTCLARA BAEZ, LUIS
44 GOMEZ SALAZAR, DAVID- 11 LAPLAZA, JORGE
12 CASTRO, CESAR - 45 GONGORA, MARCELO
46 GONZALEZ, ERNESTO- 13 ECHEVARRIA, JOHANN
14 WALSH, HECTOR- 47 INCA, GEOVANNY
48 JACOMET, SALVI- 15 BLASCO, LUIS
16 CABELLO, ENRIQUE - 49 JUDEZ GUTIERREZ, CESAR
50 MARTINEZ CONTRERAS, F. - 17 PEREZ MARCO, RICARDO
18 DAVIDOFF, RICARDO - 51 MONTALVO, GERARDO
52 MOSHEIN, FERNANDO- 19 VARAS, JORGE
20 PAZ, JORGE - 53 PALACIOS, DIEGO
54 PEREZ, DANIEL - 21 ALVAREZ, MAXIMILIAN
22 CEREZUELA, M. Isabel - 55 PORRAS CUETO, F. Javier
56 RAMIREZ HERNANDEZ - 23 ALONSO GAVIRIA, JORGE
24 GARCÍA RAMOS, SANTIAGO 57 RODRÍGUEZ GARCÍA, JORGE
58 SANCHEZ MARTÍNEZ, JORGE 25 AYZA, TONI
26 ALOR, MIGUEL 59 SANJUAN LAHOZ, OSCAR
60 SANTISTEVAN, OVIDIO 27 CARRILLO, JOSE. A.
28 AYZA, DAVID 61 SUAREZ RODRIGUEZ, JUAN
62 URBIETA, BAZAN 29 SAN MIGUEL, MARCELINO
30 MOCTEZUMA, DANIEL 63 VELASQUEZ, ANTONIO
64 VENTE, ANDRES 31 SALINAS, SANTIAGO
32 SANCHEZ RUIZ, F. JAVIER 65 VIRAMONTES, ARMANDO
66 ZAMBRANO, PEDRO 33 AGUIRRE, ALFONSO


El Puerto del Ajedrecista. Carlos Salgado.

De: El Puerto del Ajedrecista
Fecha: viernes 14 de noviembre de 1997 12:19
Asunto: Emparejamiento 1ra ronda
Estimados amigos:
Aquí les enviamos el emparejamiento de la 1ra.ronda. Contactad lo antes posible con vuestro adversario para disputar la partida, preferiblemente, el sábado o el domingo. Cualquier inconveniente no dejéis de comunicarlo.
Un saludo
14/11/97

I Aniversario de "El Puerto" Internet, 10/11/97 a 31/12/97

Ronda 1



TABLEROS     /MESAS            JUGADORES



    1. 34 ARJONA, Gonzalo  -      1 GLAVINA, Pablo

    1. 2 ESCOBAR, Daniel -      35 BAEZ, Josep

    1.  36 BIELSA, ELÍAS -      3 ACEVEDO, ARMANDO

    1. 4 RODI, LUIS -            37 BRAVO, CHRISTIAN

    1. 38 CHAVEZ, EDUDARDO -      5 CABRERA, DANIEL

    1. 6 MOLINA, JORGE -       39 CUETO, JAVIER

    1. 40 DIAZ SEVILLA, EUGENIO - 7 PIZARRO, PABLO

    1. 8 TAYEB, BOUGUERRA - 41 ESPINOSA, IGNACIO

    1. 42 ESTREMERA, MIGUEL - 9 REIG PINOL, ARMANDO

    1. 10 MUTTONI, GUILLERMO - 43 FONTCLARA BAEZ, LUIS

    1. 44 GOMEZ SALAZAR, DAVID- 11 LAPLAZA, JORGE

    1. 12 CASTRO, CESAR - 45 GONGORA, MARCELO

    1. 46 GONZALEZ, ERNESTO- 13 ECHEVARRIA, JOHANN

    1. 14 WALSH, HECTOR- 47 INCA, GEOVANNY

    1. 48 JACOMET, SALVI- 15 BLASCO, LUIS

    1. 16 CABELLO, ENRIQUE - 49 JUDEZ GUTIERREZ, CESAR

    1. 50 MARTINEZ CONTRERAS, F. - 17 PEREZ MARCO, RICARDO

    1. 18 DAVIDOFF, RICARDO - 51 MONTALVO, GERARDO

    1. 52 MOSHEIN, FERNANDO- 19 VARAS, JORGE
    2. 20 PAZ, JORGE - 53 PALACIOS, DIEGO
    3. 54 PEREZ, DANIEL - 21 ALVAREZ, MAXIMILIAN
    4. 22 CEREZUELA, M. Isabel - 55 PORRAS CUETO, F. Javier
    5. 56 RAMIREZ HERNANDEZ -          23 ALONSO GAVIRIA, JORGE            
    6.  24 GARCÍA RAMOS, SANTIAGO                57  RODRIGUEZ GARCÍA, JORGE
    7. 58 SANCHEZ MARTÍNEZ, JORGE        25 AYZA, TONI
    8.  26 ALOR, MIGUEL        59  SANJUAN LAHOZ, OSCAR
    9. 60 SANTISTEVAN, OVIDIO       27 CARRILLO, JOSE. A.
    10. 28 AYZA, DAVID           61 SUAREZ RODRIGUEZ, JUAN
    11. 62 URBIETA, BAZAN                 29 SAN MIGUEL, MARCELINO
    12. 30 MOCTEZUMA, DANIEL            63 VELASQUEZ, ANTONIO
    13. 64 VENTE, ANDRES         31 SALINAS, SANTIAGO
    14. 32 SANCHEZ RUIZ, F. JAVIER                   65 VIRAMONTES, ARMANDO
    15. 66 ZAMBRANO, PEDRO            33 AGUIRRE, ALFONSO

La esperanza de un sueño.

De: neska
Beatriz Colcerani (Argentina)
Para: fantasia
Rnviado: sábado, 15 de julio de 2000
Asunto: Esperanza de un sueño




Un pequeño gusanito
Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un chapulín. "¿Hacia dónde te diriges?", le preguntó.
Sin dejar de caminar, la oruga contestó: "Tuve un sueño anoche, soñé que desde la punta de la gran montaña miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo".
Sorprendido, el chapulín dijo mientras su amigo se alejaba: ¡Debes estar loco! ¿Cómo podrás llegar hasta aquel lugar? Tú, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar, y cualquier tronco una barrera infranqueable". Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse.
De pronto se oyó la voz de un escarabajo: "Hacia dónde te diriges con tanto empeño?". Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante: "Tuve un sueño y deseo realizarlo, subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo".
El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo: "Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa". El se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir. "¡No lo lograrás jamás!", le decían, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir.
Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. "Estaré mejor", fue lo último que dijo, y murió.
Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable.
Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos.
Aquella concha dura comenzó a quebrarse y, con asombro, vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.
No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.
Dios nos ha creado para realizar un sueño, vivamos por él, intentemos alcanzarlo, pongamos la vida en ello y, si nos damos cuenta que no podemos, quizá necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas. Y entonces, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios, lo lograremos.
Es buscando lo imposible como los hombres han encontrado y alcanzado lo posible, y aquellos que se limitaron a lo que visiblemente era posible, nunca dieron un paso.

La esperanza de un sueño.

De: neska
Beatriz Colcerani (Argentina)
Para: fantasia
Rnviado: sábado, 15 de julio de 2000
Asunto: Esperanza de un sueño




Un pequeño gusanito
Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un chapulín. "¿Hacia dónde te diriges?", le preguntó.
Sin dejar de caminar, la oruga contestó: "Tuve un sueño anoche, soñé que desde la punta de la gran montaña miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo".
Sorprendido, el chapulín dijo mientras su amigo se alejaba: ¡Debes estar loco! ¿Cómo podrás llegar hasta aquel lugar? Tú, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar, y cualquier tronco una barrera infranqueable". Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse.
De pronto se oyó la voz de un escarabajo: "Hacia dónde te diriges con tanto empeño?". Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante: "Tuve un sueño y deseo realizarlo, subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo".
El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo: "Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa". El se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir. "¡No lo lograrás jamás!", le decían, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir.
Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. "Estaré mejor", fue lo último que dijo, y murió.
Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable.
Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos.
Aquella concha dura comenzó a quebrarse y, con asombro, vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.
No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.
Dios nos ha creado para realizar un sueño, vivamos por él, intentemos alcanzarlo, pongamos la vida en ello y, si nos damos cuenta que no podemos, quizá necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas. Y entonces, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios, lo lograremos.
Es buscando lo imposible como los hombres han encontrado y alcanzado lo posible, y aquellos que se limitaron a lo que visiblemente era posible, nunca dieron un paso.

La esperanza de un sueño.

De: neska
Beatriz Colcerani (Argentina)
Para: fantasia
Rnviado: sábado, 15 de julio de 2000
Asunto: Esperanza de un sueño




Un pequeño gusanito
Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un chapulín. "¿Hacia dónde te diriges?", le preguntó.
Sin dejar de caminar, la oruga contestó: "Tuve un sueño anoche, soñé que desde la punta de la gran montaña miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo".
Sorprendido, el chapulín dijo mientras su amigo se alejaba: ¡Debes estar loco! ¿Cómo podrás llegar hasta aquel lugar? Tú, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar, y cualquier tronco una barrera infranqueable". Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse.
De pronto se oyó la voz de un escarabajo: "Hacia dónde te diriges con tanto empeño?". Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante: "Tuve un sueño y deseo realizarlo, subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo".
El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo: "Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa". El se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir. "¡No lo lograrás jamás!", le decían, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir.
Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. "Estaré mejor", fue lo último que dijo, y murió.
Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable.
Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos.
Aquella concha dura comenzó a quebrarse y, con asombro, vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.
No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.
Dios nos ha creado para realizar un sueño, vivamos por él, intentemos alcanzarlo, pongamos la vida en ello y, si nos damos cuenta que no podemos, quizá necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas. Y entonces, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios, lo lograremos.
Es buscando lo imposible como los hombres han encontrado y alcanzado lo posible, y aquellos que se limitaron a lo que visiblemente era posible, nunca dieron un paso.